29 abr. 2011

Boda Real, Kate y Williams

Lo que mas nos interesa de las bodas a las mujeres es el vestido de la novia, luego el resto... el resto de los vestidos en la boda, de los invitados por supuesto, los accesorios, los peinados, lo mas lindo, lo mas feo, lo ridiculo, lo sencillo, lo majestuoso...
Por todo eso y mucho mas he aqui el vestido de la novia!
diseñadora: Sarah Burton para la casa Alexander Mcqueen

El vestido de novia que Kate Middleton lució —diseñado por Sarah Burton, directora creativa de la casa de moda Alexander McQueen— provocó expresiones de admiración apenas llegó a la Abadía de Westminster el viernes. Jeannie Bond, experta en la monarquía británica y colaboradora de la AP, describió la creación de Burton como "un cuento de hadas".  "Es un sueño", dijo Bond. "Es un hermoso y suave atuendo de encajes, extremadamente elegante.
Se veía sensacional". Varios meses de especulación fueron recompensados con una pieza mágica: un sorprendente, pero elegante vestido con cuello en "v", una cola de mediana longitud y un espectacular velo. Como artículo "prestado", Kate Middleton lució la tiara "Halo", de Cartier, que le dio la reina Isabel II.
La tiara fue adquirida originalmente por el duque de York, y más tarde, por el rey Jorge VI para su duquesa, quien posteriormente se convirtió en el la reina madre Isabel, quien le dio la tiara a la actual monarca cuando cumplió 18 años. Lo "nuevo" en el ajuar de Middleton fueron un par de aretes de diamantes que le dieron sus padres.
Los pendientes, de Robinson Pelham, eran un juego de estilizadas hojas de roble con una diamante en forma de pera y una bellota de diamantes suspendida en el centro. Pero el vestido fue el que se robó el show. "íOh, es magnífico!", expresó con entusiasmo Yvonne Ryland, de Yorkshire. "Es absolutamente hermoso. Es tan entallado y le queda a ella perfecto".
Anteriormente Burton negó haber recibido la codiciada tarea, pero su negación parece haber sido parte de una elaborada estrategia para mantener el secreto en torno al traje de novia. En semanas recientes se reportó que algunas partes de las oficinas de la firma McQueen habían sido acordonadas para que nadie viera lo que se estaba diseñando, reforzando el rumor de que Burton había sido la elegida.
La diseñadora adquirió importancia cuando fue nombrada directora creativa de Alexander McQueen, poco tiempo después de que éste se suicidara en 2010. Había trabajado para él durante varios años, y ha sido laureada por desarrollar su propio estilo, que resulta un poco más reservado que el del difunto McQueen.
La creativa tiene muchos partidarios en el alto mundo de la moda, incluyendo a Anna Wintour, la influyente editora de la edición estadounidense de Vogue, quien laureó la "brillantez" de Burton durante una reciente visita a Londres.

 A diferencia de McQueen, cuya atrevida personalidad era bien conocida, Burton ha recibido poca publicidad fuera de la prensa especializada en moda y no es reconocida en la escena de la vida nocturna londinense. Burton aventajó a otros reconocidos diseñadores con experiencia en la creación de trajes de novia, incluyendo a Vivienne Westwood, quien la ha criticado por su timidez, Bruce Oldfield, Alice Temperley y Philippa Lepley. Aparentemente los modistas extranjeros no fueron considerados ampliamente en la competencia para la creación del vestido de novia.
El trabajo de Burton llamó la atención de Kate Middleton cuando en 2005 confeccionó el vestido de novia de Sara Buys, una periodista de moda que se casó con Tom Parker Bowles, hijo de Camilla, duqesa de Cornwall y esposa del príncipe Carlos.
La diseñadora, quien creció en Manchester, ha vestido a celebridades como Cate Blanchett, Lady Gaga y Gwyneth Paltrow. Burton entró a McQueen como pasante en 1996 y en septiembre presentó su primera colección para mujer en París. Sus creaciones tienen la audacia suficiente para ser una opción moderna para la novia de una boda de la realeza.
"ESTAS BELLA"  le dijo W cuando vio a K en el altar.